LOS 3 PILARES DE UNA RUTA CONSCIENTE

Relacionado con:

  • Consciencia
  • Bienestar
  • Sentidos
  • Foco

LOS BENEFICIOS DE CAMINAR EN LA NATURALEZA CON CONSCIENCIA

Respirar, guardar silencio y sentir

Si nos acercamos a un espacio verde, naturalizado, cargado de texturas, aromas, colores, historia, y nos dedicamos a hablar con el compañero de los problemas del trabajo, o de las cosas que hemos de hacer después de la ruta, lo más probable es que nos perdamos el 95% de la razón por la que habíamos acudido a ese lugar a pasar una buena tarde, o una fresca mañana.

Hacer una ruta de senderismo y no prestar atención al momento en que se está, es una auténtica lástima, porque es como si tuviéramos el enchufe del bienestar en nuestra mano, pero no lo colocaremos en su clavija. Podríamos habernos cargado las pilas a tope, pero realmente, no hemos siquiera alcanzado un mínimo de carga de batería, porque no nos hemos enchufado al bosque, a la naturaleza, al paisaje. Ha sido un acto de presencia, pero no de consciencia en estar.

 

Para conseguirlo basta con seguir tres sencillas recomendaciones que rezan el título de este post.

1. Respirar

No en mis rutas, afortunadamente, pero sí en otras, suelo ver muchas personas con el hígado por los suelos. Lógicamente se han equivocado de día o de momento para hacer esa ruta, quizá tiene una pendiente demasiado elevada para ellas, o el ritmo que se lleva es para estas infernal, dado que su corazón está en alerta, a pleno bombeo.

La respiración es un aspecto CRUCIAL para disfrutar cualquier cosa, una respiración pausada nos aporta calma, bienestar, células oxigenadas, pulmones trabajando en calidad y no en sufrimiento, y nuestro corazón se fortalece, no de debilita. La respiración también es importante controlarla para poder dialogar con nosotros mismos mientras caminamos, pues es imposible caminar sin pensar. Aquello de "no pensar", es imposible cuando nos pasamos el 100% de nuestros días sin parar de darle al coco, así que no se trata de no hacerlo, se trata de dejar que los pensamientos hagan lo que tengan que hacer. Para ello, jadeando como si no hubiera un mañana, resulta complicado. Pero si nos centramos en respirar con consciencia, paramos cuando nos sentimos algo exhaustos e inspiramos profundamente de vez en cuando, posiblemente sea más enriquecedor que si vamos con la lengua fuera todo el rato.

2. Guardar silencio

Caminar en silencio y estando atento a lo que estamos sintiendo (paso siguiente) es clave para poner foco en nuestra ruta. Lo que se escapa por la boca, sale de un pensamiento, por tanto si estoy hablando gran parte de mi ruta, mis pensamientos están en lo que estoy diciendo, y no en lo que hay fuera y en lo que está inspirando dentro. Un dialogo interior es muuuuy beneficioso en la naturaleza. Por supuesto se puede hablar, faltaría más, de lo que hablo es de comprender que esa oportunidad de estar en un espacio tan inspirador, es un buen momento para dejar que sea nuestra intuición la que salga a flote, y ello es más fácil si guardamos silencio en nuestro comportamiento de ruta. Puede haber momentos para hablar, y conversar, y puede haber muchos momentos para guardar silencio y estar simplemente disfrutando de caminar por un bosque.

3. Sentir

Noto que muchas rutas y excursiones a la naturaleza se hacen desde el deporte o desde la parte cognitiva, el objetivo único es llegar a un punto, habiéndose perdido cantidades ingentes de aspectos que no se han apreciado tan simplemente por falta de sensibilidad, de prestar atención a estímulos que aparecen. La comprensión mental se profundiza mucho, se intenta comprender desde la mente muchas cosas, preguntando cosas desde la curiosidad mental, pero no nos dejamos llevar del todo por simplemente sentir. Poner atención en los pequeños detalles, como puede ser escuchar las hojas por el viento, o mirar con los prismáticos un ave, puede ser de lo más relajarte y estimulante a la vez. Tocar texturas, oler los aromas de las plantas, de la frescura, de la tierra húmeda, es retomar el contacto de verdad con la naturaleza. Y para ello nuestros sentidos tienen que estar pendientes y enfocados en ello. De lo contrario, recorres 12 km, y sí, has estado presente, pero quizá te has dejado muchísimas cosas por disfrutar, simplemente por el hecho de no estar de forma consciente en el camino.

"Camina, camina y no dejes de caminar, pero camina atento a lo que pasa por delante tuya. Lo importante no es la meta, es ser consciente del propio caminar"

Autor:Javier Sebastian Antón

Todos los derechos reservados

 

Volver

Sobre nosotros

EXCURSIONES CONSCIENTES <==> ALIMENTACIÓN ECO

1. Observamos

2. Aprendemos

3. Conocemos

4. Amamos

En "AMIGOS DEL PAISAJE" somos muy conscientes del poder de la naturaleza para nuestro bienestar. Por ello, hemos decidido acercarnos a ella, y observarla. Al hacerlo, lo que ocurre es que nos observamos a nosotros mismos, y aprendemos. De este aprendizaje nos vamos conociendo cada vez un poco más, por dentro y por fuera. Al comprender muchas más cosas que desconocíamos tanto del afuera como del adentro, es más fácil poder amar, lo de fuera, y lo de dentro. Tan complejo, como simple.

Dese Amig@s del Paisaje realizamos excursiones e inclusiones conscientes en la naturaleza para comprender mejor el paisaje que habitamos cada día, y que muchas veces desconocemos. Todo con una mirada profesional, holística, cultural, divertida e integradora.

¿Qué hacemos cada un@ por nuestro paisaje?

Desde Amigos del Paisaje creemos que el turismo puede ser una experiencia de autocomprensión hacia la ecología. Ecología significa literalmente "estudio y cuidado del hogar".

Nos movemos por y para beneficio de nuestro paisaje, nuestra naturaleza, nuestras VIDAS. ¿Te vienes?

ORGANISMOS Y EMPRESAS COLABORADORAS

 

 

Contacto

AMIGOS DEL PAISAJE

Calle de la Fuente Grande, 15

46179 Aras de los Olmos (Valencia)

España

+34 610 47 20 21

Redes sociales

Únete a nuestra comunidad: Entérate de todo: actividades, programas, rutas, talleres, jornadas y cursos, interactúa con nosotros, participa del paisaje, ¡recomiéndanos a todos tus amigos!

Copyright © Amigos del Paisaje